Al Rumbo 2014 ( Crónica y Fotos )

Cinco años han pasado ya desde que naciera un pequeño festival llamado Al Rumbo. Hoy Al Rumbo se ha convertido en un círculo en rojo en el calendario para los aficionados al circuito de festivales veraniegos de la península. Así pues, la 5ª edición de este festival tenía la aureola de celebración mayúscula y, para ello, nada mejor que añadir un día más a la ocasión y montar un cartel variado y con figuras internacionales, así como actividades paralelas como el taller de batukada, el campeonato de skate y el concurso de graffiti.

Alrumbo-2014

El atractivo era grande y la expectación generada mayor, lo cual debió anticipar lo que luego acontecería durante el transcurso del evento los días 17, 18 y 19 de julio. Se habla de, al menos, 90.000 asistentes al festival, los cuales tendrían que lidiar con sus congéneres en las entradas y salidas al recinto, en los aseos, en las zonas de comida y bebida, pero sobre todo, en la zona de acampada. Es preocupante que esta cita, que ha ido creciendo en envergadura, no lo haya hecho también en infraestructuras y espacios. No iremos más allá de esta mención al problema, sin embargo, las aglomeraciones acabarían resultando decisivas para quienes no podían llegar a tiempo a donde querían.

Al Rumbo - Público Calle13

En lo musical teníamos un mosaico de cartel formado por viejos conocidos de Al Rumbo como Trashtucada, Alamedadosoulna, Juanito Makandé, O’Funk’illo y Albertucho, acompañados de nombres de la talla de Calle 13, Manu Chao, Kase-O & Jazz Magnetism, Ky-Mani Marley, La Mala Rodríguez, Soziedad Alkoholika, Shotta, The Skatalites o Muchachito y sus compadres, entre otros invitados que conformaban la oferta de esta edición. Oferta que incluía un escenario paralelo a bordo del Red Bull Tour Bus, desde donde gente como El niño del pegamento, The Electric Alley, Smiling Bulldogs, Soste Warrimor y El sombrero del abuelo entre otros, tratarían de arañar espectadores al escenario principal.

Al Rumbo - Calle13 2

El jueves lo comenzaron el punk-rock de Gas Drummers y Gérmenes y la frescura de Alamedadosoulna. Fueron activando y preparando el cuerpo de los asistentes para la irrupción en escena de uno de los platos fuertes del festival: CALLE 13. Los hermanos portorriqueños René, Eduardo e Ileana o Residente, Visitante y PG-13, estuvieron durante una hora y media moviendo de lo lindo al personal que abarrotaba el recinto, dejando tiempo para tratar de despertar conciencias respecto a algunos asuntos. Antes de cantar El Aguante, uno de los temas estrella de su último disco Multiviral, René habló en defensa de la educación pública, a lo que el público respondió entonando el “Sí se puede”. Tras tocar otro de sus grandes éxitos, No hay nadie como tú, hizo otro alto para recordar que podían comprar su disco, pero que era más importante comprar leche, pan y huevos, antes que su reciente álbum. En él está la canción Adentro que, como contaba al introducirla, la escribió pensando en gente de aquí y allá que van de matones, esos raperos maleantes, que no dejan de aportar a la violencia diaria con la que hay convivir en el mundo de hoy por hoy. Este sería uno de los temas más seguidos por el público.

Al Rumbo - Calle13

Con el permiso de estos y otros temas como Ojos color sol o Latinoamérica, uno de los momentos destacados de la actuación de Calle 13 sería sin duda el guiño que hicieron a la escena local entonando la melodía de El liricista en el tejado (SFDK). Para sorpresa de todos, el propio Zatu subió a cantarse el tema en lo que era la recta final y el broche a la buena onda generada entre el público sureño y los boricuas.

Al Rumbo - La Excepción

Con, al menos una hora de retraso, subieron al escenario los chicos del Pan Bendito: LA EXCEPCIÓN. Poco más de una hora en la que Langui, Gitano Antón y La Dako Style derrocharían su habitual simpatía y saber estar para animar al público. Langui se desgañitaba de buenas maneras en temas como Hoy frescuni y Chungo petaca, y Gitano Antón hacía lo propio recorriéndose el escenario y haciendo partícipe a la gente para mantener el ambiente encendido. Cierto es que no estaban llamados a ser una de las actuaciones más destacadas del festival, lo cual no quiere decir que no dieran todo por hacer un espectáculo serio, mantuviendo el tono de diversión y buen rollo que continuarían Trashtucada y La Pegatina.

Al Rumbo - La Excepción 2

La primera jornada llegaría a su cierre con The Zombie Kids, encargados de dar la bienvenida a los primeros rayos de sol del viernes. Precisamente, el encargado de recoger el testigo unas horas más tarde, en el primer concierto del viernes fue SHOTTA. Empezó calentando DJ Rune (vigente campeón de la DMC Spain) con temones clásicos estadounidenses y patrios, hasta que subió Shotta y su corista Alex Robin (080) para empezar con Sanse sobre la instrumental de Phantom (SFDK). Había una asistencia decente, teniendo en cuenta que era el primer concierto del día (19h). Le favoreció, sin duda, que a pesar de que aún lucía un sol soberano, corría una brisa marina que refrescaba al público que acudió a apoyar a Shotta. Y no podía decir que no se sintiese arropado por la gente, que seguía los trozos y estribillos de temas como El Fuertecito o Pura mierda.

Al Rumbo - Shotta

Tampoco le faltarían apoyos al sevillano desde bambalinas pues, tras un rato de concierto, se subiría su hermano Tote King para acompañarle en varios temas de su discografía conjunta, como Ven, Mi política y Muchas gracias. En este último contaron con Swan Fyahbwoy, aunque no le diese para lucirse mucho. Completó el reparto de colaboraciones La Mala Rodríguez, a modo de anticipo para su concierto de unas horas más tarde. Cantaron One Love y Shotta pidió ruido para “la mejor del mundo”.

Al Rumbo - Shotta 2

No pudo estar Morodo para acompañar el cierre de la intervención de Shotta con el tema Felicidad, lo que no evitaría que fuese uno de los momentos del concierto. El público entregado acompañó hasta el final, incluido el ya clásico selfie con los artistas. La despedida a cargo de Dj Rune fue de tinte electrónico, algo ya habitual en los conciertos de rap.

Al Rumbo - Shotta 3

Juanito Makandé y La Trueke tomarían el testigo de Shotta y seguirían con la fiesta hasta que le llegó el turno a Manu Chao, otro de los platos fuertes del festival. Para unos emocionante, para otros escueto o simplemente correcto, Manu Chao dejaría su sitio para que, por segunda vez en el día, se presentase ante Rota la singular Mala Rodríguez. Mucha gente se acercó para ver la actuación de la sevillana, y no serían pocos los que compartirían con un servidor un regusto a agridulce al fin de la misma.

Al Rumbo - Mala 1

Un legendario Kapi a los platos soltaba la primera y el show empezó con la solemnidad con la que empieza Bruja. La producción de Randy Ruiz para el tema Esclavos era idóneo para romper el hielo con un público expectante. Efectivamente, la gente tenía ganas de ver a La Mala y se notó en el acompañamiento que le brindaba. No obstante, se llevarían decepciones como la falta de aire con la que acababa las frases durante 33 o lo disonante de la intervención de Raimundo Amador, un tanto desubicado. El tema más hardcore de los últimos tiempos de la cantante y la perla de contar con el gran guitarrista sevillano no dieron el fruto esperado. Sin embargo, hubo motivos para disfrutar del concierto de La Mala, quien dio la cara con temas como La niña, Volveré, Dorothy o Caliente.

Al Rumbo - Mala 2

Shotta le devolvería la colaboración a La Mala subiendo al escenario con otro de los grandes nombres del festival, el esperado Kase-O. Juntos se cantaron el Quién manda, en el que Kase-O usó un trozo de Libertad. Ambos brindaron mucho amor a La Mala, quien para despedirse del público gaditano (y alrededores) sufrió un corte un tanto repentino a causa del retraso que se acumulaba en ese momento de la noche. Un final abrupto para una intervención en la que a ambos lados de la balanza tendríamos momentos para el recuerdo.

Al Rumbo - Kase O 1

No habría ya mucho tiempo para el descanso pues en lo que restaba de noche aún tendrían que desfilar Ky-Mani Marley (quizás pesase mucho el apellido), O’funk’illo y el cierre a cargo de Pendulum (Dj set) & Verse. Había entretenimiento para todos los gustos, teniendo en cuenta que el sábado y último día comenzaba con Los Aslándticos, seguidos de Albertucho y Soziedad Alkoholika. Calentamiento perfecto para la masa de oídos que se desplazaron a Rota para disfrutar del show de KASE-O & JAZZ MAGNETISM. Una de las agrupaciones que más expectación había generado en la previa al festival. La banda comenzó con el Seven Nation Army, tan recurrido en ocasiones de fiestas, celebraciones y borracheras. No sé cuántos sabrían si quiera a qué grupo deben agradecerle la creación del pegadizo riff, pero poco importaba si servía para recibir a los artistas con el ánimo adecuado. Estos no alargaron mucho la broma y cambiaron rápidamente el ritmo para introducirnos en el ambiente en el que uno espera encontrarse siempre en un festival.

Al Rumbo - Kase O 4

Empezamos clamando Libertad para acto seguido quedarnos A solas con un ritmo Kase-O. En este punto saboreamos el saxo de Hugo Astudillo aka Escandaloso Xposito, protagonista también soltando uno de los temas más cantados: En el cielo no hay alcohol. Con el paso de los minutos, Kase-O se erige como gurú de la espiritualidad y el placer servidos a los ritmos de Billete de ida hacia la tristeza y Que te importan los demás. Mientras, el batería Dani Domínguez, el guitarrista Dani Comas y el bajista JP Balcazar hacen las delicias de los allí presentes con música en mayúsculas.

Al Rumbo - Kase O 2

Poco a poco, fueron repasando los temas del disco, con grandes momentos como Boogalo y Como el Sol, incluyendo el instante en que Astudillo se transformó en Xpósito cambiando el saxo por las rimas. Uno de los puntos álgidos sería contemplar la puesta en escena y el derroche de energía mostrados por toda la banda durante Tributo a Mr. Scarface. En general, a todos dejó con ganas de más cuando Kase-O y Jazz Magnetism hubieron de finalizar su actuación, bien trenzada con los temas clásicos del mc y los interludios de virtuosismo de la banda. Memorable, sin duda.

Para un medio especializado como aquel desde el que escribo, se nos brindaba en este punto la oportunidad de soltar el cuaderno de apuntes e ir a disfrutar como uno más del resto del festival que no era poca cosa, pues aún teníamos en cola a Muchachito y sus compadres, The Skatalites, N.O.H.A. y Dub Elements. Póker de estilos para culminar la última jornada y poner punto y final a la quinta edición de Al Rumbo 2014.

Un festival que se ha hecho grande por méritos propios pero que tiene por delante la tarea de convencer a quienes han experimentado los resultados de una organización que se ha quedado corta en sus previsiones. No obstante, no cabe duda de que, con artistas como los de este año, el camino a Rota será apetecible todos los veranos.

CRÓNICA POR: Miguel Asuero (Entre Cables)
FOTOS POR: Pablo Mellado-Damas Vilches

Deja un comentario