Crónica Chebruben en Sevilla1

Crónica Chebruben en Sevilla1

Crónica concierto Cheb Ruben, Foyone y Roux en Sevilla 7 de Junio

El 7 de Junio, el colectivo Yonkostyle, uno de las pocas promotoras en Sevilla, por no decir la única, que en esta temporada ha apostado por grupos no tan de primera plana para traerlos a Sevilla. El cartel nos traía a un nobel Roux, de Sevilla, que aunque bien se anunciaba que le acompañaría Dj Saiko no pudo asistir por problemas de agenda, y tuvo que encontrar un sustituto para el evento casi a última hora, debemos decir que a pesar del esfuerzo de Roux y a que la gente aun andaba entrando y no le pudo ver la gran parte del público que luego asistió, le puso ganas aun con los problemas que tuvo de sonido y esperemos verle en otra ocasión para poder saber de este grupo pues la impresión en este concierto no fue del todo buena.
A Foyone le faltó calor del público, lo cual irremediablemente se notaría en su actuación. Aunque no puede culpársele por ello, de hecho ni Foyone ni Serokah (a los platos) tirarían la toalla. El propio Foyone se bajó al escenario, hizo temas nuevos a capella y trató de levantar a un público que, por contra de lo que suele suceder en estos casos, le agradecía el esfuerzo con algo de ruido. Si hablo como espectador no ví un gran espectáculo, pero si hablo como alguien que no conocía el trabajo de este mc antes del concierto, diría que ahora mismo estoy escuchando la maqueta descargada de Foyone  y es una figura para seguir muy de cerca.
FOYONE
Le tocó el turno a Cheb Ruben y se notó que tiene un círculo de oyentes fieles en Sevilla, puesto que la sala alcanzó su aforo máximo y, motivados, se concentraron en las primeras filas cuando Cheb lo pidió. El Mc. agradecido al público, les dio amor durante todo el concierto y eso ya es decir, teniendo en cuenta el tono gris habitual de los temas de este hombre (lo cual no tiene porque reñir con su actitud en directo). No obstante, Cheb Rubën se reveló más cercano de lo que podría pensarse a priori y la gente le devolvió ese cariño apoyándole en las letras.
cheb Ruben
Tanto es así que el público completaba los lapsus de Cheb quien, honesto como siempre, no dejaba de reconocer cada vez que cometía algún error. Ese bonito vínculo creado entre Cheb Rubën y las primeras filas llegó a su momento culmen cuando este decidió cantar un tema sin micro ni base. He visto al público recitar cachos de canciones muchas veces, pero nunca lo vi con un tema entero. El mc se desgañitaba y el público, a su vez, se dejaba la garganta para no decepcionarle.

Al final, tras una cuenta atrás con los últimos cinco temas, Cheb Rubën se bajó del escenario dejándome la sensación de que podría haber sido un concierto más largo. Por otra parte, un concierto de (por ejemplo) hora y media habría sido quizás demasiado para los que pillaban la noche del viernes con alegría. Lo que no puede negarse nunca es que prestar atención a las letras de Cheb Rubën supone un ejercicio de reflexión y exploración acerca de los límites de una persona. Concretamente, los límites que se han ido venciendo en la vida de este muchacho y que le han llevado a tener una de las mentes más jodidamente interesantes del panorama nacional.

Cronica: Entrecables
Fotos: Fhotosconarte