Ternera o Vaca – Guerra (Album Review)

El cordobés Guerra presenta, “Ternera o Vaca”, un álbum de quince cortes más un bonus track que sale por Zona Bruta, producidos en su mayoría por Sedjk, productor y dj cordobés, cinco cortes por Frank T, que también colabora con Sedjk en la instrumental de “Horas desperdiciadas”, y Ciclo, productor y mc cordobés que colabora como mc en “Plagian” y como beatmaker en “Si yo pudiera”. Guerra trae un disco de rap para raperos, raperos que son felices con instrumentales nuevas, que tienen problemas de dinero, contentos con poco, con sus cosas, con las cosas que queremos todos, todos los que no enseñamos el kely por Mtv cribs por supuesto, bueno excepto quizás Red Man.

Cotidianeidad en rimas con comparaciones y símiles ingeniosos que todos identificamos fácilmente. El disco abre con “Borriquito como tú” una introducción con mucho vacile y egotrip, un vacile que se va mezclando con otras temáticas conforme avanzan los tracks, pero no desaparece en ninguno, en “Plagian” con Ciclo, siguen con la crítica a la escena, temática que se repite en “Raperos” con Frank T, y que continúa con la colaboración de un Artes muy vago sobre la instrumental en “2000 pavos”, esta vez haciendo diana de sus críticas las colaboraciones que se pagan y defendiendo las de colegueo.

El siguiente track “Ternera o vaca” debió preguntarse Contador tras la polémica del dopaje, es uno de los tracks más arriesgados del disco, tanto por el beat como por unas líricas más abstractas que en los temas anteriores, y que da nombre a un álbum cuyas instrumentales, en general, se complementan bien unas con otras, manteniendo una línea electrónica noventera que tira mucho de sintes, en algunos temas más maquillada y en otros como “El mundo del tamaño de mi dedo” o “Vas enseñando el tanga” con Curro, es un despiporre electro funk de “tírame el cartón de Dixan al suelo que te hago el molino”. El beat que probablemente se sale un poco más del sonido conjunto es “Si yo pudiera” de Ciclo, basón que encaja en el sentido global, pero no tiene ese retrospecter que si han adoptado los beats de Frank T y Sedjk.

La colaboración de Kultama y Frank T, plantea un cambio de temática radical, alejados de hablar de Hip Hop, Frank T en un ámbito más general y un Kultama que puntualiza y concreta con cada ejemplo, se unen para hacer una crítica a la religión y denunciar las injusticias que han sufrido y visto sufrir en “Te deum” (título que hace referencia a una plegaria religiosa).

Guerra sabe transmitir de forma original sobre los ritmos, es irónico y muy correcto fluyendo, quizás no demasiado arriesgado, pero no cae en el aburrimiento así que está bien para escucharlo en los cascos haciendo jogging o pintando trenes.

Annfun